Cuando y por qué debo ajustar la tensión del hilo superior

Entendiendo la tensión del hilo en la máquina de coser (parte II)

Pues bien, hasta ahora en el post anterior nos hemos enfocado en mantener una puntada equilibrada en la máquina de coser. Pero seguramente muchas de vosotras os estáis preguntando: Para qué sirve entonces el botón para graduar la tensión del hilo superior? Y la respuesta es muy sencilla aunque os parezca insólito no siempre necesitamos tener una puntada equilibrada. A continuación os comentaré sobre ello.

Tensión del hilo superior (hilo de la bobina) 

Existen hay algunos casos puntuales (pero no infrecuentes) En los que necesitaremos variar la tensión del hilo superior. Tal es el caso los bordados, las puntadas decorativas, los fruncidos, o puntadas con hilos especiales tipo torzal.

Todos estos efectos puntadas enumerados anteriormente podemos conseguirlas variando la tensión del hilo superior. Comencemos explicando que sucede cuando aumentamos la atención del hilo de la bobina.

Si recordáis este dibujo, y según lo que explicábamos en el post anterior sobre el funcionamiento de la máquina y  la forma en que obteníamos las puntadas, podéis imaginaros qué al aumentar la tensión del hilo superior, este tirará con más fuerza qué el hilo que tenemos en la canilla, el resultado será que parte del hilo de la canilla comenzar a ser visible en la cara superior de la tela, y que en caso que el tejido sea ligero, el tirón del hilo superior arrastrará también la tela, creando una puntada fruncida o arrugada.

Aumentar la tensión del hilo superior (bobina)

Si recordamos un poco el post anterior y la importancia de obtener una puntada balanceada, rápidamente podéis deducir que al aumentar considerablemente la tensión del hilo superior (al número máximo por ejemplo), éste tirará del hilo inferior (canilla) y, en el caso que el tejido que estemos cosiendo sea ligero, arrastrará también parte de la tela, dando como resultado una puntada arrugada, o FRUNCIDA.

De modo que si cosemos con puntada recta un tejido ligero, y aumentamos intencionalmente la tensión del hilo superior al máximo, obtendremos una costura fruncida. lo cuál resulta genial si ese es el efecto que deseamos.

Disminuir la tensión del hilo superior (bobina)

tensión de la máquina de coser

tensión de la máquina de coser

 Este caso resulta un poco más complejo y es la fuente de muchos errores en la puntada similares a la foto. La razón es sencilla aunque el problema parezca complejo.

Si el hilo de la bobina no está tenso, el hilo inferior tirará de él y comenzara a aparecer en la parte inferior del tejido.. Esto no sería problema si no existiesen los dientes de arrastre de la máquina de coser..

Al pasar el hilo de la bobina a la parte inferior, los dientes de arrastre lo engancharan y generarán un nudo que nos va a impedir continuar con la costura y que sin duda nos hará un lío.

Entonces, en que caso deberíamos disminuir la tensión del hilo superior? Pues en caso de utilizar un hilo más grueso como el torzal, o en el caso de utilizar hilos de bordar para que la puntada quede más “suelta”y de la impresión de generar volumen en el bordado.

Y estos son los tres casos puntuales en los que debemos ajustar la tensión del hilo superior de forma distinta a la predeterminada.. Y recordad siempre al terminar de coser volver la tensión a su posición inicial.

Hasta el siguiente post

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario